William J. Barber: Historia del pensamiento Económico

A History of economic thought, William J. Barber (1967)William J. Barber (1981) Historia del pensamiento económico. Alianza editoria, Madrid.

El objetivo de este libro es analizar las propiedades de cuatro tipos diferentes de razonamiento económico -clásico, marxista, neoclásico y keynesiano- examinando las obras de los autores más representativos de cada una de estas corrientes.

¿Por qué habría de estudiarse la Historia de la Economía? Un escéptico podría desplegar cuando menos un conjunto de argumentos superficialemnte impresionante para que se diese a cualquier obra de teoría económica, cuyos derechos de autor hubieran expirado, el trato que Hume recomendaba para los tratados de maetafísica: “Consignarlos a las llamas.” Es más, quienes defendieran esta posición podrían argüir que los escritos de los economistas ya fallecidos son los depósitos de doctrinas pasadas de moda que, de no olvidarse, podrían llevar a la perpetuación del error.

… En la actualidad es más corriente otro tipo de ataque al estudio serio del pasado, de tono menos agresivo. Puede argüirse que todas nuestras energías intelectuales son insuficientes para resolver los problemas del presente. Resucitar bienas obras, aunque no necesariamente pernicioso en sí mismo, podría considerarse como un lujo caro… Algunos de entre los que sostienen esta posición justificarían un lugar para la historia de la teoría económica en los planes de estudiop pensando que los estudiante prometedores podrían afilar sus dientes mediante la exposición de los errores de sus antepasados.

… Sobre bases humanísticas puede formularse un argumento de peso en favor del estudio histórico del pensamiento económico. El contacto con los gigantes intelectuales del pasado tiene su propia recompensa. El puro gozo intelectual que nos depara – así como su capacidad para liberar la imaginación del provincianismo de nuestro propio tiempo y lugar-  no requiere justificación alguna. El argumento quizá se incontestable, pero en una época de mentalidad pragmática tampoco es probable que resulte enteramente convincente.

… Cualquiera que desee penetrar bajo la superficie de acontecimientos económicos complejos necesita un marco de referencia, dentro del cual el fluir de la vida económica pueda reducirse a proporciones manejables. Sólo con ayuda de tal marco de referencia puede hacerse inteligible el mundo que observamos. De otro modo, carecemos de un criterio para aislar de entre las circunstancias que influyen sobre los acontecimientos económicos las impoortante de aquellas que no lo son.

… Cuanto más sepamos todos nosotros sobre las propiedades de los sistemas analíticos empleados por los economistas, tanto más inteligentes serán nuestros juicios sobre cuestiones de política económics.

… Cuanto más sepamos sobre sus posibilidades y sus limitaciones, tanto mejor equipados estaremos para tratar de cuestiones similares a las que en ellos se plantean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s